La buena alimentación y el ejercicio diario

Con total independencia de la edad de la persona, la buena alimentación y un poco de ejercicio diario, pueden ser temas fundamentales a tratar para cuidarse un poco diariamente, nos permitirán mejorar la salud, el aspecto físico, el cuidado de nuestra piel e incluso nuestro carácter y estado de ánimo.

El ejercicio diario de entre 15 minutos y una hora es ideal para cuidar nuestro organismo por dentro y por fuera, además de beber bastante líquido, evitar bebidas con gas, endulzantes o aditivos y realizar una dieta alimenticia apropiada para el organismo.

Los pescados con OMEGA3, los yogures con bífidus, el pan integral, los cereales, la verdura verde, los frutos rojos, el calcio, los frutos secos, las legumbres y algunas carnes, no deberían faltar en nuestra dieta, en el caso de que algún producto no se pueda tomar por alergia, ser vegetarianos, no poder tomar lácteos o ser alérgicos al gluten, es fundamental que se cambien esos alimentos por otros con propiedades iguales o similares.

Los zumos naturales son fuente completa de vitaminas y se deben tomar sobre todo en la mañana, un buen desayuno nos aportará todo lo necesario para poder realizar ese día a día con los resultados deseados y sin notarse débil, apático o agotado.

El ejercicio diario es indispensable, si se carece completamente de tiempo como para dedicarle una hora o media hora, invertir al menos 5 minutos de relajación y cinco 5 minutos de ejercicio diario para ayudar a nuestro organismo. Lo ideal sería realizar el ejercicio al aire libre, rodeado de naturaleza y sin notar la polución de las ciudades, en el caso de no tener a mano un lugar a apropiado, es fundamental realizar el ejercicio en un lugar cómodo, bien ventilado y amplio, que permita el movimiento y no provoque ansiedad mientras se práctica el yoga, taichí, flexiones o algo similar.

Lo apropiado es solicitar información a un profesional para realizar la dieta alimentaria más apropiada y el ejercicio más conveniente.

De cara a la Navidad, fechas en las que se ingiere una mayor cantidad de comidas y se descuida la buena alimentación, aumentando los azúcares, las bebidas gaseosas, las grasas, …

Preparamos una buena dieta para después de las fechas con la intención de recuperar nuestro peso y mejorar la condición física cuanto antes, volver a la rutina normal sin tanto ajetreo y tomar productos que no perjudiquen a nuestra salud.

Es importante que también cuidemos nuestra piel, las temporadas de otoño e invierno producen sequedad e irritabilidad en la piel a causa de las bajas temperaturas, sobre todo cuando no vuelven aún las lluvias de cara al invierno.  Además a causa de la ingestión de grasas y azúcares, aparecen puntos negros, granos y marcas en la piel que pueden subsanarse con un buen tratamiento. Consultar a un especialista las cremas para la piel más adecuadas según la piel y la época del año.

Si te gustó esto, compártelo...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

No Replies to "La buena alimentación y el ejercicio diario"


    Got something to say?

    Some html is OK